La Programación Neurolingüística o PNL

La PNL fue desarrollada a mediados de los años setenta por Richard Bandler (en aquel entonces matemático, informático y psicoterapeuta) y John Grinder (profesor universitario de lingüística) mediante su trabajo como “modeladores conductuales”. Como modeladores conductuales les interesaba más el funcionamiento de las cosas que las explicaciones teóricas en cuanto a ellas.

Inicialmente modelaron a los terapeutas más efectivos de EEUU y descubrieron lo que llamaron “patrones efectivos” que subyacían sus diferentes estilos de comunicación e intervención. Sistematizaron estos “patrones” para poder ponerlos a disposición de otros terapeutas. De la gama de habilidades que integraron y sintetizaron al desarrollar este trabajo crearon lo que luego nombraron PNL.

El nombre refleja la síntesis de los campos que integraron: “neuro” de “neurología”:- como el cerebro procesa los cinco sentidos; lingüística:- como nuestro pensamiento estructura el lenguaje y es, a su vez estructurado por ello; programación de la cibernética y las matemáticas para enfatizar cómo el comportamiento puede ser estructurado y secuenciado para facilitar el aprendizaje.

Desde el comienzo, lo práctico de la PNL y su énfasis en el hacer cosas y conseguir resultados contribuyó a una rápida popularidad en su California natal y en el resto de EEUU. Esto y la facilidad de las técnicas que englobaba hizo de ella un complemento ideal al acervo de terapeutas y “comunicadores”. Popularizada por varios escritores y comunicadores y extendida por el trabajo de varias personas más (entre las que destacan Robert Dilts y Leslie Cameron Bandler) llegó a estabilizarse en un componente fundamental de la comunicación interpersonal y ayuda de las últimas décadas. Muchas aproximaciones en estas áreas tienen una deuda – a veces reconocida, a veces no – con la PNL, entre ellas el “coaching” y la “terapia breve”. Algunos de los procedimientos aceptados como standard en las empresas (por ejemplo en el área de planificación y establecimiento de metas) vienen también de la PNL.



Metodología DBM

Developmental Behavioural Modelling o DBM® es una metodología innovadora que está siendo usada para modelar muchas de las diferentes aproximaciones y actividades dentro de la actividad humana en general. Es el fruto, principalmente del trabajo del investigador y psicólogo escocés, John McWhirter.

DBM® es el estudio de modelos y del modelar. Modelar – dar y mantener sentido en la vida – es la actividad humana por excelencia. Todos somos modeladores naturales, construyendo nuestra comprensión del mundo que nos rodea, nuestro “modelo” (o mapa) del mundo. No respondemos al mundo tal como es. Respondemos a la manera en la que le hemos dado sentido, es decir a cómo nos es “significativo”. Luego respondemos a las cosas nuevas sobre la base de lo que ya “sabemos”.

Dado que estamos implicados en "modelar" sin darnos cuenta que lo estamos haciendo, sin ser conscientes, las ineficacias e ineficiencias de algunos de nuestros modelos (o mapas)  pueden pasar desapercibidas, resultando en problemas que perduran a lo largo del tiempo. Por eso, saber cómo formar un modelo más certero y cómo usarlo eficazmente es una habilidad vital que puede aumentar en gran medida el éxito que tenemos y contribuir a una calidad de vida más elevada.

Las habilidades de modelado del DBM ® se emplean para identificar las necesidades específicas de la situación y para crear respuestas que encajan con las circunstancias particulares en vez de aplicar un solución empaquetada. Esto hace que el DBM ® sea una aproximación muy práctica. Esta metodología nos facilita modelos para el desarrollo de habilidades en atención plena que permiten que los participantes puedan aprender mucho más fácilmente sin pérdida del rigor necesario.